Saltar al contenido
Recetas10de.com

Pimientos rellenos de carne

Lo bueno de este plato es que te lo puedes comer de diferentes maneras. Están buenos fríos o calientes con tomate frito. Fríos puedes conservarlos en el frigorífico algunos días. Pero, sobre todo, que bueno que están.

Cuando compres los pimientos procura que sean redondos, anchos y lo más simétricos posible. Los podrás rellenar más fácilmente.

Ingredientes:

  • 1 kilogramo de pimientos italianos.
  • 1 kilogramo de carne picada mixta, cerdo y ternera.
  • Ajo en polvo
  • Pimienta negra molida
  • Pimienta blanca molida
  • Sal
  • Pan rallado
  • 2 huevos

Modo de preparación:

  • Con un cuchillo cortamos la cabeza del pimiento, para finalmente podemos rellenar. Con cuidado de que no se rompan quitamos las pepitas del interior y los enjuagamos por dentro y fuera con agua. Reservamos.
  • En un bol echamos la carne picada. Añadimos la sal, pimienta negra y blanca, y el ajo en polvo. Mezclamos bien con las manos.
  • Añadimos el pan rallado y lo mezclamos todo igualmente.
  • Partimos los dos huevos y lo vertemos directamente en el bol. Con ayuda de las manos amasamos hasta que quede todo lo más homogéneo posible.
  • Rellenamos los pimientos con la carne que hemos preparado, con ayuda de los dedos vamos introduciendo la carne. Ten cuidado, hazlo con cariño para que no se partan los pimientos.
  • En una sartén, con abundante aceite, ponemos a calentar a fuego medio. Cuando está caliente freímos los pimientos rellenos.
  • Conforme se frían los ponemos en un plato con papel de cocina. En la punta del pimiento le hacemos un pequeño corte, para facilitar que salga el agua del pimiento, ya que al freírse conservan agua en su interior. Posiblemente al enfriar se desprenda la piel del pimiento, puedes quitársela si quieres.
  • Cuando pierda una cantidad considerable de agua están listos para comer.
  • Puedes servirlos en frío o con tomate frito en salsa, que es como saben mejor.
Pimientos rellenos de carne con tomate frito

De las dos formas están buenos, por lo que te aconsejo que los comas tanto fríos como calientes.